Subscribe:

Ads 468x60px

Frase Semanal

Frase Semanal: “Quien se enfada por las críticas, reconoce que las tenía merecidas.” (Tácito, historiador romano)

domingo, 9 de julio de 2017

El Sporting tal y como lo conocíamos, desapareció en 1994


Si. Con la lejanía del tiempo la perspectiva que creo que veo (que ve Sr.Sportinguista, para los que les gusta que hable en 3º persona) es la de que el Sporting desapareció allá por los ya lejanos (y muy añorados) años 90 del siglo XX. Desde entonces la transformación del Sporting hasta hoy en 2017 ha sido total, incluyéndonos a todos.

En nuestros días al Sporting le ha reemplazado otra entidad, El "Familia Fernández SAD". Si hablamos de este club, el Familia Fernández, podemos entender como el Sporting es el único equipo de Segunda que aún no ha fichado a nadie a pesar de ser el equipo con más presupuesto de la categoría de plata española. 

La mayoría de la afición aún no se ha dado cuenta de esto, mientras el Sporting vive secuestrado detrás de esa entidad usurpadora, que permite que jugadores importantes se vayan gratis como nos cuentan. Incluso jugadores de la cantera, se van gratis. En otras partes, como por ejemplo estos días ha sucedido en Osasuna, un jugador de la cantera se va y se arma un lío proporcional a los San Fermines. Aquí, silencio. Por parte de todos, que nadie se salva.

Probablemente uno de los mayores logros del Familia Fernández SAD ha sido la división de la afición entre los que van a animar sin condiciones al Sporting fantasma que nos queda, y los que critican la nefastísima gestión (o buenísima para ellos, según se mire) de la entidad. De una afición ruidosa y protestona contra el consejo como en los años 90 en los que el propio José Fernández llegó a quejarse del comportamiento de la grada, se ha pasado a una en la que no pocos son los que defienden que "no se fiche a nadie", que "gastar dinero es malo", y que no pocas veces ataca a los que se van a otros equipos. Ahora, la familia Fernández reina sin oposición ni obstáculo alguno. Ni siquiera alguna que otra organización que pretendía abanderar un cambio en el Sporting, hoy desaparecida del panorama, quizá por sus simpatías en silencio con los Fernández.

Es triste que en vez de producir indignación, la situación actual del Sporting, habiendo descendido a Segunda y casi a mediados de Julio a punto de empezar la pretemporada sin fichaje alguno, el curso del verano en el Sporting provoca a la afición o bien indiferencia, o peor aún, una cierta y extraña esperanza que de momento no parece tener un fundamento alguno.

¿La sociedad feliz de la autoayuda y el autoengaño tendrá algo que ver? Puede. De momento el Sporting tiene una plantilla precaria, donde apenas ha habido las salidas esperadas, y donde no ha habido ninguna llegada, y parece que no las va a haber de forma inmediata.

La solución se antoja muy difícil, puesto que la familia Fernández no quiere abandonar el club, y la afición no va dejar de animar a sus colores abandonando al presunto club de los Fernández.

De nuevo, como en campañas anteriores el futuro se presenta muy oscuro, mientras algunos siguen ilusionándose (¿por qué?) con el Sporting. Personalmente, a mi ver a este Sporting de la familia Fernández cayendo sin remedio al pozo de la mediocridad no me hace ilusión, lo que hace es darme pena y causarme toda la indignación como debería hacer a todo aquel que crea que el Sporting es un equipo grande y que no se merece ni descartes, ni indiferencia, ni ilusiones en vano.

jueves, 22 de junio de 2017

Bye... Cases

Cases hoy en la rueda de prensa en la que se ha despedido del Sporting. (Foto: El Comercio).

SE VA UN SÍMBOLO PARA LA AFICIÓN, DE CRÍTICOS Y DEFENSORES.

Debutó en Enero de 2011.

Nacho Cases debutó en el primer equipo del Sporting en Enero de 2011, en un Racing - Sporting que se saldó con un empate a 1, obra de Diego Castro. Para Sr.Sportinguista el debut del canterano pasó más o menos desapercibido en aquella crónica de hace ya 6 años y pico. En aquel mes de Enero, el Sporting llevaba desde Octubre sin ganar, en una situación complicada. El punto logrado en Santander marcó un cambio de tendencia que llevó al Sporting a lograr la permanencia.

El mito del Mesías de Mareo.

La misma pauta ascendente llevó al endiosamiento de Nacho Cases, que ocupó el trono vacío del "mito" del centrocampista de la cantera que había dejado Míchel tras su marcha. El "mito" es ese jugón que enamora a la grada, que más que jugón es una especie de mesías, de una segunda llegada de Villa o de Quini, pero en formato centrocampista, emulando al mismísimo (aunque criticadísimo también en su época) Joaquín. Esa ansía por el retorno del mesías de Mareo ciega el criterio de muchos que desean ver una jornada y otra a determinado jugador en las alineaciones, aunque los únicos criterios que cumpla ese jugador sean el ser de la casa, de Asturias (de Gijón mejor, si puede ser), y jugar de centrocampista.

Nadie negará la ilusión de Nacho Cases, ni su Sportinguismo, ni que ha dado todo lo que ha podido por el Sporting, y que ha participado además en momentos históricos como el 0-1 en el Bernabéu en Abril de 2011, sin embargo (y desafortunadamente) no ha logrado ser ese tan ansiado jugón del centro del campo que todos esperamos que llegue algún día.

Destino: Chipre.

Nacho se va al AEK de Larnaca, a vivir una aventura chipriota porque quiere viajar y ver otras culturas, a un equipo plagado de cuasidesconocidos jugadores españoles entrenados por el ex de la Real Sociedad y del Real Avilés Imanol Idiakez. En Larnaca ya tuvieron a Luis Morán hace años, hoy por la segunda división de Chipre.

No se ha podido quedar en el Sporting aunque Herrera decía que era un jugador que le gustaba, y aunque presuntamente Javier Fernández le ha insistido para que se quedase. Al final, nada ha podido, nada, con la pasión de Nacho por irse de viaje a otro fútbol. Ni siquiera su pasión por el Sporting.

Sr.Sportinguista le desea la mejor de las suertes.

jueves, 15 de junio de 2017

Paco Herrera vuelve a Gijón



Ya es oficial. El ex-jugador del Sporting Paco Herrera abandona el Valladolid y pone rumbo a Gijón para encargarse del proyecto para regresar a Primera. Herrera jugó en el Sporting desde 1974 a 1977 coincidiendo con jugadores como Quini o Joaquín. Este catalán de 63 años cuenta con una dilatada experiencia en los banquillos, aunque es solo a partir de 2010 cuando se consolida en el banquillo del Celta de Vigo (donde coincide también con Torrecilla como director deportivo) y logra el ascenso a la temporada siguiente. Fue también ayudante de Benítez en el Liverpool campeón de la Champions League.

Será presentado oficialmente en los próximos días, mientras estamos a la espera de conocer algún fichaje o salida de jugadores.

jueves, 1 de junio de 2017

¿Quién es Miguel Torrecilla?

Miguel Montes Torrecilla, presentado esta mañana como nuevo director deportivo. (Foto: El Comercio).

Como todo (o casi todo) el mundo relacionado con el entorno del Sporting sabe ya, Miguel Montes Torrecilla ha sido presentado hoy como nuevo director deportivo del club rojiblanco. En palabras de Javier Fernández se ha fichado al "hombre que querían desde el principio". Vamos a dudarlo sin poner en cuestión el desempeño de Torrecilla.

¿Pero quien es Miguel Torrecilla? Este salmantino de 47 años ha formado parte de diversos clubs como director deportivo desde su retirada de los terrenos de juego en 2001. Su trayectoria como jugador se resume en varios equipos como Palencia, Salamanca, Elche o Cultural Leonesa, en los que jugó como central.

Como director deportivo destaca su periodo en el Celta de Vigo, donde permaneció desde 2009 a 2016. Durante dos temporadas que estuvo con el Celta en Segunda se vio obligado a realizar fichajes a coste 0 motivo este que, siendo malpensados puede ser en lo que se hayan fijado los dirigentes de la entidad rojiblanca encabezados por el hijo de José Fernández, Javier Fernández. Después de que el Celta lograse el ascenso a Primera en 2011 Torrecilla continuó en el club gallego logrando fichajes bastante solventes y la contratación de entrenadores como Berizzo o la venta de Yago Aspas al Liverpool en 2013 por 9 millones de euros, invertidos eso si en jugadores interesantes para el club celeste. Con todo ello Miguel Torrecilla ha colaborado en buena manera a lo que es hoy el Celta de Vigo, un club que ha llegado esta temporada hasta las semifinales de la Europa League.

Por el contrario, su paso por el Betis ha sido más breve de lo esperado a pesar de que la campaña del club verdiblanco no ha sido del todo mala. Seguramente el punto más oscuro de su campaña en el Betis ha sido el fichaje de Gustavo Poyet como entrenador, contratado a los pocos días de llegar Torrecilla a Sevilla, con la liga 2015-2016 sin concluir. Le sustituyó Víctor Sánchez.

En cuanto a los entrenadores a los que ha fichado, estos tienen un perfil de juego más práctico y compacto que vistoso y ofensivo. Por ejemplo: Paco Herrera, Berizzo, Poyet o Víctor Sánchez. Como ya hemos comentado, tardó apenas unos días en contratar un nuevo entrenador al poco de llegar al Betis, ¿hará lo mismo en Gijón?.

Dos entrenadores que suenan mucho son precisamente Paco Herrera, del que Torrecilla ha evitado hablar "porque tiene contrato con el Valladolid" aunque le gusta, y Alejandro Menéndez, gijonés que ha trabajado como entrenador en diversos filiales (por ejemplo los del Real Madrid o Celta de Vigo), aunque sin experiencia de peso en el fútbol profesional. De hecho, Menéndez ha dejado el filial del Celta de Vigo, quizá con vistas a ser llamado por el Sporting.

¿Será la política del Sporting el coste 0 de nuevo?, ¿será Paco Herrera el candidato principal al banquillo? ¿será Alejandro Menéndez?

Veremos.

lunes, 22 de mayo de 2017

Sondeo a la afición

Vista del Molinón. (La voz de Asturias).
Sr.Sportinguista ha estado sondeando la opinión general de los aficionados del Sporting tanto en persona como en diferentes foros de opinión sportinguista, con varias preguntas durante los pasados días, y estos han sido los resultados.

Culpables.

Sobre los culpables del descenso de esta temporada la mayor parte de aficionados coinciden muy claramente en 3: la familia Fernández, Nico Rodríguez y Abelardo. En según que casos Abelardo parece ser más que culpable que Nico, aunque cierto es que el pronto ex-director deportivo del Sporting suele ser señalado como el principal culpable del desastre de temporada que Abelardo después de los Fernández.

No suele citarse a Rubi entre esa lista de culpables, pero si que resulta llamativo que haya empezado a indicarse que la propia afición es también culpable del fracaso, en general por comulgar en demasía con los "proyectos" del palco.

¿Quién te gustaría que continuase?

No parece haber acuerdo sobre quien le gustaría a la afición que continuase para la temporada que viene en Segunda. Cierto es que dada la situación actual de incertidumbre en cuanto a inciertos fichajes e inciertas también salidas, sumado todo ello al recientísimo descenso, resulta muy complicado indicar a un jugador que al aficionado medio le gustaría que continuase la temporada próxima para luchar por el ascenso.

¿Te gustaría que siguiera Rubi?

En general, la opinión mayoritaria parece ser que, para "traer otro peor" vale más que se quede Rubi. No parece que a la mayor parte de la afición le desagrade Rubi, aunque sigue habiendo muchos "fans" de Abelardo que tras el descenso prefieren expresar tibiamente su opinión, pero que seguramente ante un traspiés futuro de Rubi en el Sporting no tendrían tiempo de saltar para atacar a Rubi -si es que se queda-.

Asistiremos los próximos días a las evoluciones que se produzcan en Mareo, sobre todo del cuerpo técnico y el director deportivo, que será lo primero sobre lo que seguramente se tome alguna decisión.

domingo, 14 de mayo de 2017

El Sporting paga la mala planificación con el descenso

La afición del Sporting volvió a ser lo mejor de la temporada. (Foto: El Comercio).
Llevaba aproximadamente un mes sin comentar nada sobre el Sporting. Criticar siempre los fallos y las derrotas de tu equipo cuando ves que este se va irremediablemente al pozo es tanto como hacer leña del árbol caído, lo que no me resulta interesante ni sano. Es algo que ya lo sabemos todos.

Hoy es el momento de revisar un poco cuales pueden ser los fallos -siempre todo es opinable- y cual puede ser el futuro del Sporting.

Afortunadamente y por empezar con algo positivo parece que la situación no es tan grave como en anteriores ocasiones en los que el Sporting se fue a Segunda. El riesgo económico no es tan acuciante -en principio, que luego siempre hay sorpresas- pero el riesgo estará siempre ahí mientras los propietarios del Sporting sigan siendo los mismos. Estos que están relativamente contentos con la marcha de la entidad. A nadie debería sorprenderle ya que para estas personas, inversores y gentes dedicadas a fabricar dinero con dinero, el fútbol no es más que una excusa. Sus relaciones con grupos de capital riesgo y similares engendros empresariales como el conocido Doyen Group nos invitan a pensar, que esto es una sociedad de inversión de valores pura y dura con una pátina futbolística que por una parte queda muy estética y por otra ayuda a aumentar los ingresos.

Por una parte, la entidad no parece correr peligro de desaparecer ni de sufrir escabrosos descensos administrativos, por ese mismo motivo los propietarios seguramente -salvo, nuevamente sorpresa- no van a abandonar el barco. Y con ello, tampoco van a cambiar la forma en la que gestionan la sociedad.

Abelardo ha sido un engranaje más de ese sistema, que responde al modelo de persona popular para la mayor parte de la grada, y más o menos manejable desde el consejo de administración. Todo un éxito para mantener alejadas las miradas de los amplios detractores de la familia Fernández, que a pesar de estar a favor de la salida del club estos después de más de 25 años, ansían apoyar al club de sus amores. Así, colaborando sin querer indirectamente con la causa de los Fernández. El plan perfecto. De hecho los pitos y las protestas contra el palco, aunque haberlos los ha habido esta temporada, no han pasado de ser algo puntual.

Abelardo y Nico Rodríguez han desarrollado una dura batalla por ver quien la tenía más grande. En principio ganó Abelardo, aunque después los fichajes de invierno de Nico han sido tan absolutamente catastróficos que la cosa ha devenido en un funesto empate final. Es lo malo de esto de tener un director deportivo que nunca se sabe muy bien si manda más que el entrenador o no. ¿Porqué no seguir con el antiguo sistema de ojeadores del club? Principalmente Abelardo enamorado del croata Cop, al que sus compañeros terminaron por enviar a la grada durante algunos partidos por presiones, amén de otros fichajes fracasados -o no realizados- es el culpable del desastre de esta temporada. En cuanto tuvo mano en el equipo, los resultados están a la vista.

Lo más triste de la planificación tan calamitosa de Abelardo y Nico, es que el mejor jugador del Sporting esta temporada, el gran Carmona, era un descarte. Y como tal, vio la primera parte de la liga presente desde la grada.

Rubi, debería de elegir mejor los equipos a los que va, porque ha sumado un descenso más en su haber personal, y eso nunca es bueno para un entrenador. No es fácil calificarle, ya que aunque algunas cosas mejoraron ligeramente, a veces se empeñó en cambios extraños, o sistemas que ya usaba Abelardo y que fracasaron -léase el 4-4-2 o el 5-3-2-

Para el futuro inmediato el problema será que el equipo deberá ser hecho prácticamente de 0. Después de varias temporadas de no fichar, o fichar muy mal, y de salidas que han empobrecido al equipo, el trabajo para plantear la campaña 17-18 en Segunda no va ser sencillo.

Mantengamos cierta esperanza forofa al menos, en que la planificación no va a responder a la precariedad y la casualidad, como ha sido siempre la tónica del Sporting desde finales del siglo XX, ya que la esperanza en que los gestores cambien es prácticamente nula.

Vuelvo a decir, que la única forma de forzar un cambio no sería ni más ni menos que vieran que nadie renueva su abono, y se quedasen solos con su triste negocio de valores. Por suerte o por desgracia, la afición del Sporting es demasiado apegada a sus colores, y con ese apego seguirán jugando los Fernández.

miércoles, 5 de abril de 2017

La Previa: Sporting - Málaga



GRAN FINAL PARA EL SPORTING.

El Sporting puede dar un zarpazo hoy a sus aspiraciones por la permanencia si consigue derrotar al Málaga en Gijón. De lograr la victoria, conseguiría posicionarse a 2 puntos del conjunto andaluz, a la espera de lo que haga el Leganés frente al Real Madrid en Butarque. Jornada pues estratégica para decidir si el Sporting va a seguir peleando hasta el final por la permanencia o no.

El contrapunto lo ponen varias bajas importantes entre los más recientes titulares. Amorebieta no estará por sanción, junto con Vesga y Torres, también sancionados y Moi Gómez lesionado. Problemas pues en el centro del campo rojiblanco donde casi con toda seguridad volverá a estar Cases, y probablemente también Víctor. En punta Castro o Traoré serán los teóricos titulares, a no ser que Rubi cambie el esquema y juegue con un 4-4-2.

El exmadridista y exinternacional Michel (que siempre suena) entrenador del Málaga en sustitución de Romero también cuenta con algunas bajas para el partido de esta tarde-noche, por lo que se verá obligado a efectuar cambios en el esquema tipo que venía desarrollando estos últimos partidos. La prensa de Málaga ofrece titulares como:

"Solo puede quedar uno" (La Opinion).

"Al Málaga le espera un infierno" (La Opinión).

"Un final por la permanencia" (losotros18).

El partido, hoy desde las 20:30 en el Molinón.

LA AFICIÓN: CON RUBI.

Aunque contó inicialmente con una más que notable tibieza por parte de la afición, el técnico catalán está ganándose poco a poco a la afición del Sporting a base de trabajo y la mejoría del equipo, como pudo comprobar Sr.Sportinguista esta semana en las RRSS. La mayor parte de los comentarios apuntan que "se mantendría a Rubi de cara a la próxima temporada si se logra la permanencia", e incluso de no conseguirse esta.

Al menos, un indicador positivo de que el trauma de desprenderse de un entrenador carismático de la casa como Abelardo, no siempre es del todo insuperable.