Sporting 2-0 Lugo

Lora centra un balón en el segundo tiempo. (Foto: Cortesía de R.N.)

EL TAHÚR DEL PILES GANA LA PARTIDA.

Creo que ya me quedó claro que tipo de entrenador es Sandoval: un especulador nato. Si hace varias jornadas ya creía que la titularidad de acero de Nacho Cases era una maniobra para tener contenta a la grada, con lo de ayer ya me quedó confirmado de que Sandoval es un entrenador integral, entrena al equipo y manipula al público. Es más un jugador de póker que no enseña sus cartas que un entrenador decidido y con ideas.

Los primeros 45 minutos comenzaron en un Molinón bañado por el sol, en el que se notó una nutrida presencia de aficionados del Lugo. El equipo gallego fue por cierto de lo más flojo que pasó por el Molinón esta temporada, tal que parecía un equipo de amigos que vino a no encajar demasiados goles e irse con la moral intacta. El dominio inicial fue del Sporting, no obstante la apatía de los jugadores rojiblancos sigue adelante: Scepovic no parece ser el que era, no hay intensidad alguna en el centro del campo (donde solo destaca a veces Sergio), y en general, únicamente Lora parece estar a lo que hay que estar. Otro apático fue Isma López, que en alguna ocasión dejó de correr balones antes de que el árbitro interrumpiera la jugada por fuera de juego u otros motivos. En general, la actitud muy mal.

El Lugo no creaba peligro, pero el Sporting no se decidía. Aun así, tras un barullo en el minuto 37 Isma López anotó el 1-0, un gol "sucio", de "carambola", y otros muchos adjetivos que puedan ocurrirse. El caso es que el Sporting se fue al descanso con el 1-0 a favor, y eso, aunque era la mejor noticia posible dentro de lo malo, sabía a poco comparando el rival y la actitud.

JUGADA DE FORTUNA PARA SANDOVAL.

Tras la reanudación, el Sporting fue dejando clara la pauta que iba a seguir el resto del partido, echándose paso a paso cada vez más atrás. Esto se confirmó cuando Sandoval sustituyó a Lekic por Barrera. Definitivamente el Sporting renunciaba al dominio del partido para tratar de jugar a la contra. Sandoval pues, optó por conservar el 1-0 a toda costa, a la espera de algún despiste del Lugo. El equipo gallego comenzó a absorver el dominio cedido por el Sporting, cuyos 11 jugadores se vieron casi recluidos en los 3/4 de su campo, causando una sensación de inseguridad cada vez más incómoda, de forma que durante unos minutos parecía que el Lugo iba a empatar el partido. Pero gracias a la falta de acierto, calidad y chispa visitante, el Sporting saldría indemne, y más aún, ampliaría la ventaja en los minutos finales gracias a Scepovic, con otro gol de esos, "sucios", en el minuto 86.

Acto seguido, Sandoval sustituyó a Scepovic por Mendy. Que listo eres Sandoval, conseguiste que el Molinón aplaudiera después de que todo el mundo tuviera los "cuchillos" listos para saltar a por ti.

Ya se hacía esperar la caricatura de Sandoval, después de un largo tiempo sin dibujos...
El caso es que el Sporting sigue vivo en la lucha por meterse en el playoff, el cual siempre fue el objetivo realista de esta temporada, y no otro, a pesar del optimismo y "cambiantismo" de una grada que como el entrenador, a veces parece que ni tiene criterio ni sabe de fútbol.

FICHA TÉCNICA.

Sporting: Cuéllar, Lora, Luis Hernández, Bernardo, Canella, Mandi, Santi Jara (Guerrero, m.72), Sergio Álvarez, Isma López, Lekic (Alex Barrera, m.60) y Scepovic (Mendy, m.87)

Lugo: Dani Mallo, De Coz (Pablo Sánchez, m.69), Pavón, Jorge, Manu, Víctor Díaz, Pita (Álvaro Peña, m.58), Seoane (Sergio Rodríguez, m.79), Iago Díaz, Rafa García y Renella.

Goles: Isma López, m.37: 1-0; Scepovic, m.86: 2-0.

Árbitro: Valdés Aller. Mostró tarjetas amarillas a Lekic (m.47), Pita (m.50), Manu (m.76), Rafa García (m. 80) Incidencias: Se guardó un minuto de silencio en memoria del ex entrenador del Barcelona Tito Vilanova y del padre del ex jugador del Sporting y actualmente en las filas del Lugo Pablo Álvarez. 16.927 espectadores.

Comentarios

  1. El tema de entrenar al equipo y engañar a la grada lo hacen casi todos los entrenadores, recuerdo hace poco un entrenador que tuvimos en el Sporting que hacia la pretemporada y preparaba al equipo para que fuera físicamente muy poderoso hacer una buena primera vuelta y en la segunda desfondarse, con lo que se aseguraba los garbanzos para toda la temporada, creo que todos sabemos de quien hablo.
    Desafortunadamente el fútbol es un gran negocio y la inmensa mayoría de entrenadores buscan más sus propios intereses que los del equipo (son como políticos populistas) que sí el escudo que sí la afición blancas bla bla.
    Sandoval yes un engaña públicos (como la mayoría) aunque quizás es lo que la grada del molinos se merece.
    El equipo mediocre y malo a más no poder con algunas excepciones.

    ResponderEliminar
  2. A Sandoval se le nota mucho, muchísimo.

    ResponderEliminar
  3. Aquí hubo una que no ye santo de mi devoción Clemente , faltósu si lo que quieras pero esi si que no engañaba a nadie, prefiero unu así que toda esta manada d engaña públicos por lo menos con esi sabes bien lo que hay.
    Y con el vimos algo de fútbol no con los preciado Sandoval etc etc.

    ResponderEliminar
  4. Una crónica del partido Oviedo-Sporting b creo que sería bastante apropiada.

    ResponderEliminar
  5. Sporting:

    Después de lo de ayer, ya tarda la parroquia en pedir la presencia de Yoni, Yacine, Dani o, Pablo Pérez en el primer equipo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario